Historia de LTR

Los nombres Lucky Three Ranch y Meredith Hodges son sinónimos de excelencia. Para Meredith, ha sido un largo y gratificante camino el de desarrollar Lucky Three como residencia para la promoción y preservación de mulas y burros, el hogar de sus “orejas largas” campeones mundiales, un centro de educación para el público y lugar de origen de su innovadora filosofía de adiestramiento.

Meredith y amiga con las mulas de Windy Valley

Meredith y amiga con las mulas de Windy Valley.

Nacida en 1950 en Minneapolis, Minnesota, Meredith Hodges se crió en una familia dedicada tanto al arte como a un profundo amor por los equinos. Como el niño del creador de Peanuts, Charles Schulz (entonces un artista polémico), y Joyce Doty (futuro criador de mulas), la juventud de Meredith fue marcada por una creciente conciencia de cómo estaba conectada con los equinos. De niña creció montando caballos, sobre todo, Árabes. Como adolescente, Meredith trabajó en el afamado rancho de 1000 acres de su madre, el Windy Valley Ranch, donde ella descubrió al animal que cambiaría para siempre su vida. Afrontando el reto de adiestrar mulas, con los prejuicios comunes de que son tozudas, impredecibles y peligrosas, Meredith se dio cuenta pronto de que las mulas y los asnos no se parecían en nada al estereotipo, sino que eran más bien inteligentes, curiosos y sensibles.

Lucky Three Sundowner as a yearling

Lucky Three Sundowner as a yearling

En 1980, Meredith y su joven familia, algunos caballos y la última mula y asno nacidos en Windy Valley se trasladaron a Loveland, Colorado, y empezó la ardua tarea de transformar una antigua granja de ganado en ruinas de 10 acres en el Lucky Three Ranch. Con una montaña de Fe y fuerza de voluntad, más un montón de trabajo duro, un hogar real y un rancho tomaron forma.

Al mismo tiempo, Meredith estaba adiestrando caballos y criando una línea de mulas de calidad y habilidad atlética excepcional. Aprendiendo de su creciente recua de mulas, ella empezó un programa de adiestramiento que se enfocaba hacia el respeto, el acondicionamiento atlético y el refuerzo positivo. Ella también tomó la decisión inusual de documentar completamente su adiestramiento en su colección galardonada de DVDs de Adiestrando Mulas y Asnos: Una Aproximación Lógica a los “Orejas Largas”. Ella siguió con una larga serie de televisión con el mismo nombre que se emitió en RFD-TV.

Como defensora del animal, siempre ha comprendido la urgencia y necesidad de conservar la mula para las generaciones venideras y ha expresado su opinión en términos bien claros. Apelando a comités, legisladores y al público general, Meredith ha luchado por la causa y continúa liderando el trato justo para las mulas y asnos en todo el mundo.

error: Content is protected !!